50aniversariop

 

UN POCO DE HISTORIA

En este año de 2008 el Moto Club Almansa cumple medio siglo de vida.

Cincuenta años de actividad ininterrumpida en torno a la afición y la pasión por las motocicletas, que entonces, por aquella época, eran más un utensilio de trabajo, un vehículo práctico y económico, dentro de lo que cabe, para su uso personal, que un vehículo pensado para el ocio y el deporte, como hoy ocurre.

Pero ya entonces la pasión deportiva y su influjo sobre quienes utilizaban la motocicleta ofertaba un poderoso atractivo para sus usuarios. La España de aquellos años comenzaba por fin a vislumbrar la luz al final del túnel de los difíciles años de la posguerra. La industria nacional, prácticamente inexistente al término del conflicto civil, se había ido dinamizando y las fábricas de motocicletas nacionales comenzaban a llenar con su producto las calles y las carreteras españolas. Eran tiempos de expansión para Montesa, Derbi, MV-Avelló, Lube, Ducati-Mototrans, Ducson, Ossa, y algunas otras marcas que permanecen en la memoria de los aficionados y a las que se sumaría Bultaco, cuando apareció en 1959, al salirse de Montesa y crear su propia firma el inolvidable don Paco Xavier Bultó.

En Almansa, los primeros años cincuenta fueron especialmente duros pues la crisis y posterior desaparición de la fábrica emblema del calzado almanseño, la fábrica de los Coloma, dejó sin trabajo a centenares de familias y muchas de ellas tuvieron que buscar su sustento en otros destinos geográficos. Pero en la segunda mitad de la década las cosas fueron cambiando y ello se reflejó en todas las facetas de la vida almanseña. También en lo deportivo.
 
Los aficionados almanseños al motociclismo, unidos por su pasión, fueron creando el germen de lo que poco después sería el club que los representaría. Las Fiestas de Mayo, sería la oportunidad de organizar los primeros eventos deportivos y esos pioneros, bajo la cobertura y el apoyo –entonces indispensable de las organizaciones propias del régimen político imperante- de la Obra de Educación y Descanso organizaría durante los años de 1957 y 1958 las primeras pruebas motociclistas disputadas en Almansa y que se celebrarían bajo la fórmula de tramo cronometrado entre las calles de Aniceto Coloma y la Avenida de Ayora. La unión de aquellos aficionados cristalizó en un proyecto más ambicioso y en ese mismo año de 1958, con la inestimable ayuda de la Federación Levantina de Motociclismo de aquella época para la tramitación administrativa necesaria y el asesoramiento deportivo indispensable, nacía el Moto Club Almansa.

NACE UN MOTO CLUB

Bajo la denominación entonces de Velo Moto Club Almansa, nacía el club que cumple ahora cincuenta años. La primera directiva y los socios iniciales comenzaron a poner en marcha sus proyectos, se iniciarían unos años de gymkhanas en el campo de fútbol de la Glorieta, de pruebas de habilidad en el Jardín, de fiestas sociales para lanzar el club y abrirlo a muchos ciudadanos, y de participar cada socio con su motocicleta en los desfiles de fiestas, en cabalgatas festivas y hasta de Reyes, y de viajes. Muchos viajes, unos para hacer turismo y disfrutar de kilómetros sobre la moto y de la amistad –por entonces no existían las hoy multitudinarias concentraciones- y otros para asistir a pruebas y eventos deportivos que por entonces llenaban los circuitos urbanos de tantas y tantas ciudades y pueblos españoles.

Se logró un doble objetivo, el Moto Club se enraizó en las actividades de la vida almanseña y el reto de traer una de estas espectaculares competiciones que se veían y disfrutaban en los desplazamientos a Ibi, Alicante, Xátiva o Valencia hasta las calles de Almansa se convirtió en objetivo prioritario de estos pioneros, que con su entusiasmo de aquellos pasos iniciales, cimentaron la obra que en este 2008 cumple cincuenta años.

En mayo de 1961 el objetivo se lograba, el Moto Club Almansa organizaba el I Trofeo Motorista “Fiestas Mayores” sobre un circuito urbano que se habilitó en el entorno del Jardín de la Glorieta y calles adyacentes. El éxito fue absoluto y ya desde entonces la cita motorista de mayo iría consolidándose hasta convertirse en una de las pruebas más tradicionales del calendario español motociclista y por la que pasarían las figuras más destacadas del motociclismo nacional de la época con numerosos campeones de España tales como Ramiro Blanco, José Medrano, Antonio Botella, Enrique Escuder, Pedro Cegarra, Manuel Varea, Benjamín Grau, Andrés Pérez Rubio, Daniel Mateos, Julián Miralles y otros muchos entre los que cabe destacar a quienes llegaron a las más altas cotas en este deporte logrando ser campeones del mundo como Ricardo Tormo, Jorge Martínez “Aspar”, “Champi” Herreros o el mismísimo Ángel Nieto.

 Durante muchos años aquellas carreras convirtieron Almansa en un enclave obligado para la afición de muy distintos puntos geográficos de España y en una referencia obligada entre los atractivos de las Fiestas Mayores locales. Pero la evolución de los tiempos fue cercando la posibilidad de seguir manteniendo estas pruebas en circuitos urbanos. Las carreras que habían comenzado en las calles del pleno centro de Almansa terminaron trasladándose al polígono industrial ya a finales de los años ochenta e inicio de los noventa. Comenzaba a escribirse la página final de una brillante historia.

UN MOTO CLUB CONSOLIDADO

En cualquier caso el final de la historia de aquellas carreras no significaría en absoluto el final del Moto Club. Las sucesivas directivas que a lo largo del tiempo habían ido pasando al frente del club habían logrado la consolidación de la entidad. El Moto Club no era solo carreras de velocidad, desde los años setenta se habían comenzado a celebrar pruebas de Trial en las zonas del pantano, en 1975 se gestionó con el ayuntamiento la adquisición en régimen de alquiler de unos terrenos para ubicar un circuito permanente de motocross, nacía así el Circuito del Saladar que se convertiría desde entonces en sede habitual de las pruebas de esta disciplina motociclista, y en años sucesivos se amplió el catálogo de pruebas de todo tipo en los calendarios de cada año a las demás especialidades motociclistas, destacando por su continuidad y nivel las concentraciones “Castillo de Almansa” que consiguieron por ello ser puntuables para los campeonatos de España de Turismo.

La consolidación del moto club Almansa era un hecho que le ha permitido llegar a estos cincuenta años de vida que los motoristas almanseños celebramos en 2008.

CAMPEONES

Conforme fue avanzando esta historia a lo largo de medio siglo, otro de los objetivos que en sus diferentes épocas abordó el Moto Club, fue la promoción y el apoyo a los jóvenes almanseños que querían iniciarse en las distintas facetas del deporte motociclista.

Que se consiguió ese apoyo y esa promoción es evidente, pese a las obvias dificultades que tiene este deporte, en las últimas décadas no han faltado nunca pilotos almanseños en las parrillas de salida de numerosas disciplinas. Los resultados han gratificado el esfuerzo de tener siempre las puertas del club abiertas a aquellos jóvenes que se interesaban por iniciarse en el deporte de la moto. Pilotos almanseños han conseguido campeonatos provinciales y regionales de trial, motrocross y velocidad, y en esta última especialidad, sin duda la más seguida y pura de las disciplinas motociclistas, hasta dos pilotos almanseños llegaron a lo más alto del deporte nacional con sus títulos absolutos de Campeones de España: Andrés Sánchez Marín, campeón de España de 125 c.c. en 1985, 1986 y 1987  – además de conseguir notables resultados en pruebas de los campeonatos del mundo y de Europa en diversas ocasiones y triunfos en numerosas pruebas nacionales- y Javier Rodríguez Hernández, campeón de España de Supersport en 1999,
  y que también lograría diversos éxitos de prestigio en trofeos como la Copa Nacional Suzuki o en las XXIV Horas de Montmeló.

Triunfos como los reseñados han convertido al Moto Club Almansa en la entidad deportiva y al motociclismo en el deporte que más éxitos de este nivel ha logrado para el deporte almanseño a lo largo de su historia. Una historia que no puede pasar por alto el hecho puntual de cumplir cincuenta años de vida…

EL AÑO DEL CINCUENTENARIO (1958-2008)

…Y en efecto no será un año cualquiera este 2008. El Moto Club Almansa, que puede presumir de ser uno de los más antiguos de España y sobre todo de entre los que siguen totalmente activos conjugando su solera con nuevos tiempos y nuevas iniciativas, está volcando toda su ilusión y esfuerzo en un proyecto atractivo y en el que quiere implicar a los diversos estamentos de la vida almanseña, porqué los cincuenta años del Club son también cincuenta años en la vida de esta ciudad.


Con este motivo se trabaja en una serie de actos que prácticamente se prolongarán a lo largo de todo el año y que se centrará en acontecimientos como los que se relacionan en este avance del programa:

  • 27 de Abril. Prueba de Motocross en el circuito del Saladar.

  • 5 de Mayo. Jornada Abierta en el Circuito de Albacete.

  • 15 de Junio. Motos Clásicas.

  • 31 de Agosto. Prueba de Enduro Indoor.

  • 1 de Septiembre. Día de la Moto.

  • 27 y 28 Septiembre. Concentración Nacional de Moto-Turismo.

Además, y con fecha por determinar, se trabaja también en organizar:

  • Una exposición de Motos Clásicas

  • Cena Homenaje del 50 aniversario del Moto Club Almansa

  • Publicación de la Historia del Moto Club y los Trofeos de Velocidad.
     

Juan L. Hernández Piqueras.
Enero de 2008.